Té de Darjeeling

Una joven recoge té en Darjeeling

Una joven recoge té en Darjeeling, India.
Fotografía de Carlos Olmo, vagamundos.net.

Anidado en los pies de las montañas cubiertas de nieve de la cadena del Himalaya, en el distrito de Darjeeling crece un té exclusivo en altitudes de 600 a 2.000 metros. El clima fresco y húmedo, el suelo, la lluvia y el terreno empinado se combinan para dar a Darjeeling su sabor Moscatel único y su exquisito bouquet.

Esta combinación de factores naturales que da al té de Darjeeling su distinción no se encuentra en ninguna otra parte del mundo; de ahí que el mejor y más delicado de todos los tés haya adquirido su reputación de “el champán de los tés”.

El té de Darjeeling es delicado, pero con un sabor pleno, con cuerpo y bouquet, de sabor moscatel, un color ámbar oscuro y un agradable retro-gusto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *