Tés verdes (sin oxidar)

Té verde

Té verde.
Fotografía de Ragne Kabanova, Dreamstime.com.

Los tés verdes chinos están entre los mejores que puedes probar. Las principales provincias chinas que producen té verde son Anhwei, Chekiang y Kiangsi y en menor medida Fukien, Kwangtung y Hunan.

Los tés verdes de China crecen de junio a diciembre. Los más tempranos son generalmente los mejores, pero algunos tés verdes muy caros se recogen en noviembre y diciembre.

En China se cultivan más de 12.500 variedades de té verde, de las cuales sólo se exporta una pequeña fracción.

Se supone que el té tiene su origen en China, desde donde se extendió su semilla, en su mayor parte sin intervención humana, al resto de lugares donde ahora se cultiva.

La historia precisa del té verde chino (el negro proviene de un proceso relativamente nuevo) es difícil de seguir. Algunos eruditos dicen que tiene unos 2.000 años, otros 2.500 e incluso 5.000 años. Hay varias razones para esta confusión. El ideograma chino para el té, hasta hace poco, era el mismo que el utilizado para una infusión de hierbas de determinado cardo, lo que hacía difícil saber exactamente a qué planta se estaba refiriendo el escritor. Otra razón es que a medida que se sucedían las dinastías en el Trono del Dragón, eliminaban los registros anteriores de un té particularmente excelente y literalmente re-escribían la historia para hacer que su dinastía descubriera ese té. Además, en algunos momentos de la historia de China hubo dos o más dinastías reinantes o una dinastía mayor y otra menor coexistiendo, cada una de la cual re-escribiría la historia del té o de un té específico para probar que lo habían descubierto ellos. Los registros históricos sobre el té de China se hicieron muy confusos. Lo único que se puede decir con seguridad es que el arte de cultivar, procesar, preparar y beber té evolucionó en China; cuándo, sin embargo, sigue siendo incierto.

El té primero se vaporiza durante menos de un minuto en grandes tinas, para matar las enzimas que causan la oxidación.

Después es amasado a mano, apilado en pequeños montones y secado durante unas diez horas, durante las cuales se giran constantemente.

Después se enrolla hasta el grado deseado.

Los tés verdes chinos pueden clasificarse en campestres, Hoochows y Pingsueys. Los campestres comprenden todos excepto los que vienen de los distritos adyacentes a las ciudades de Hoochow y Pingsuey.

También en Japón hay muy buenos tés verdes, siendo la región de Uji la principal productora actual de té.

Nosotros vamos a clasificar los tés verdes según su lugar de procedencia. Así, tendremos:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *