Los distintos tés según su oxidación

Té con diferentes grados de oxidación

Té con diferentes grados de oxidación. De izquierda a derecha: té verde (Bancha de Japón), té amarillo (Kekecha de China), té oolong (Kwai de China) y té negro (Assam de India).
Fotografía de Hermann Hammer.

La principal clasificación de los tés depende de su proceso de elaboración. Según éste, se obtiene:

  • Té blanco: en realidad no es el grado de oxidación lo que le distingue de los otros tés sino la parte de la hoja utilizada, que en este caso son sólo los brotes; las hojas se dejan marchitar ligeramente y luego se secan hasta determinado nivel de humedad.
  • Té verde: la planta se seca y se somete a un proceso de torrefacción en recipientes de hierro.
  • Té negro: después de la recolección, las hojas se enrollan y se dejan oxidar. Después se secan y se trituran. Es la variedad que más conocemos.
  • Té semi-negro u Oolong: la oxidación es muy suave y queda a medio camino entre el té verde y el negro.

Con los distintos tés se pueden además hacer mezclas, que, si están bien hechas, ofrecen las buenas características de los tés que las forman.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *