Preguntas frecuentes sobre el té, tercera entrega

Taza vacía

Taza vacía.
Fotografía de Roman Korotaev, Dreamstime.com.

En esta sección intentaremos responder a las preguntas que con más frecuencia surgen al hablar sobre té: cómo se prepara el té, cuáles son las diferencias entre las distintas variedades de té

Si no encuentras respuesta a alguna duda que te surja, envíanos un mensaje e intentaremos añadirla a esta lista.

He leído que cuando se prepara té negro utilizando una tetera hay que poner una cucharada de té por persona o taza y una cucharada para la tetera. ¿De dónde viene esa recomendación?

Hay una respuesta bastante histórica a esta pregunta. Los tés que se utilizaban para hacerlos en Inglaterra eran muy malos. Se infusionaban muy poco y tenían poco sabor. “Una para la tetera” era una forma de aumentar el color de la infusión y elevar el nivel de sabor. Sin embargo, no sirve para mucho. Simplemente hace un té malo más fuerte. Con un té de buena calidad, no es necesario poner “una para la tetera”.

Si quieres saber cómo hacer un buen té, visita la sección “Cómo preparar el té“.

Me gustaría saber si se pueden mezclar dentro de una misma bolsa o bote el té verde y el rojo para hacer una infusión con una mezcla de ambos para así conseguir los efectos beneficiosos de cada uno de ellos.

Te aconsejamos que no lo hagas. Lo mejor es que los conserves por separado y cuando quieras tomarte una taza de té mezclado cojas un poco de cada uno. De esta forma, el té conservará su aroma original, no obtendrás proporciones distintas cada vez que te tomes una taza y, además, si no te gusta la mezcla no tendrás que tirar toda la que has hecho.

Si pruebas distintas proporciones, te aconsejamos que las vayas apuntando, junto a una puntuación que les asignes, para que puedas así recordar cuáles te quedaron más ricas.

Para obtener los beneficios de los dos tés, puedes sencillamente tomarlos en distintos momentos del día. Por ejemplo, toma el té rojo (pu-erh o algún otro Yunnan) después de comer; a media tarde puedes tomar un oolong o un té negro aromatizado (p.e., earl grey o imperial), dependiendo de tu estado de ánimo o apetencia, y después más tarde, cerca de la cena, durante la misma o incluso después, puedes tomar un té verde.

El motivo es que el pu-erh es digestivo y ayuda a pasar la comida. Para merendar parece que apetece algo más fuerte, aunque un relajante oolong tampoco viene mal en ocasiones. El té verde es más suave y menos excitante para tomarlo más tarde; es también muy adecuado para acompañar la comida en lugar de agua.

2 comentarios en “Preguntas frecuentes sobre el té, tercera entrega

  1. ¿Puedo tomar té verde en la noche después de la cena sin temor a sufrir de insomnio? Dices que el más suave y yo quiero empezar a probarlo para bajar de peso. ¿Lo puedo tomar varias veces a lo largo del día?

    • Hola Alejandro, gracias por tu pregunta.

      Es difícil saber cómo va a afectar el té a diferentes personas. Yo puedo tomar té negro en cualquier momento del día o de la noche, que no me quitará el sueño. Sin embargo, conozco a alguien que, si se toma un té verde después de comer, ya no dormirá.

      Si lo que quieres es bajar de peso, te recomiendo el té rojo. No es adelgazante en sí, pero sí es ligeramente depurativo.

      Naturalmente, cualquier té puedes tomarlo en varias ocasiones a lo largo del día. Recuerda que todo en exceso es malo; esto no es diferente para el té. No llegues al extremo de las 42 tazas diarias que se tomaba mi vecino inglés 🙂

      Volviendo al tema del insomnio, lo que puedes hacer, ya sea con té verde o con té rojo, es tomar al principio media tacita por la noche y ver qué efecto te produce. Si ves que duermes igual de bien, puedes ir aumentando la cantidad. Y si te desasosiega, pues ya sabes cómo reacciona tu cuerpo, y siempre puedes tomarlo a otras horas más tempranas del día.

      ¡Feliz taza de té!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *