La ceremonia del té en Japón

Ceremonia japonesa del té al aire libre

Ceremonia japonesa del té al aire libre.
Fotografía de Stephane D’Alu.

Armonía, reverencia, pureza y calma. Éstos son los cuatro elementos que representan la encarnación de la Ceremonia del Té en el Japón. La naturaleza y el arte se mezclan armoniosamente en el salón de té y su tranquilo jardín. El principio de la refinada sencillez enseñado por los antiguos maestros se observa estrictamente. Cualquiera que sea el rango de uno en la vida, rico o pobre, noble o plebeyo, el salón de té nos iguala a todos. Los reyes y sus súbditos se tocan las rodillas y, durante ese corto espacio de tiempo, en el salón de té, todos son uno.

El culto al té, llamado comúnmente la “ceremonia del té” en Japón, es un pasatiempo estético que consiste en servir y beber té verde.

Proveniente de Japón, el culto al té ha jugado un importante papel en la vida artística del pueblo japonés durante más de cuatrocientos años, ya que tiene su origen en la edad media como una forma de estética ética nacida bajo la influencia del budismo zen.

De hecho, en el ideal de la ceremonia del té puede vislumbrarse una imagen del japonés que encuentra las virtudes de la paz, la armonía, la cortesía y la belleza en las cosas más sencillas de la vida.

La chanoyu o “ceremonia del té” reúne la presencia de la religión, la literatura y la filosofía, así como del arte y la artesanía.

Hay determinados aspectos sobre las principales formas del ritual del chanoyu que un occidental puede no entender. Por ejemplo: hay una diferencia entre el usucha (té verde espumoso) y el koicha (té pastoso y denso); la etiqueta que el anfitrión debe observar al servir el té y qué deben hacer los invitados a la ceremonia; el espectáculo de los salones de té y los jardines; los distintos utensilios utilizados, etc. La lista de palabras japonesas asociadas al chanoyu es larga y exhaustiva y no te aburriremos mostrándola.

Baste decir que estar presente en una ceremonia del té como invitado es todo un honor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *