El té en África

Plantación de té en Kenia

Plantación de té en Kenia.
Fotografía de Bjørn Christian Tørrissen.

El té fue introducido en los Jardines Botánicos de Entebbe, Uganda, en 1900. Fue una etapa experimental de desarrollo y demostró tener éxito. Un tal Mr. G. G. Talbot estableció allí una industria. En Kenia, los primeros colonos blancos que plantaron té fueron unos hermanos de nombre Orchardson. A mediados de la década de 1920, Brooke, Bond & Company compraron la finca y comenzaron una plantación extensiva.

A partir de ese momento, compañía tras compañía fueron comprando tierras en África oriental y occidental, particularmente en el oriente, y crearon enormes latifundios. La mayoría de ellos ahora se han consolidado y han sido adquiridos por grandes compañías de té. Las semillas de té base vinieron del distrito de Assam, en la India nororiental. África oriental produce principalmente tés negros, y África occidental tés verdes. Kenia y Tanzania son los mayores productores.

El té africano no tuvo un impacto significativo en el mercado europeo aparte de Inglaterra, donde se utilizaba solamente para hacer mezclas. El té de África occidental, la producción verde, sí entró con fuerza en el mercado de los países mediterráneos porque era más barato y fácil de conseguir que los tés verdes de China y, en aquella época, la India no producía tés verdes como lo hace hoy día.

En 2007 el mayor exportador (que no productor) de té del mundo fue Kenia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *