Proceso de fabricación de los tés prensados

Ladrillo de té negro

Ladrillo de té negro.
Fotografía de Sjschen.

Durante la dinastía Tang, los productores chinos de té formaban pastillas sólidas de té hirviendo al vapor las hojas verdes y prensándolas antes de dejarlas secar.

Esto facilita la conservación y el transporte, además de su uso como moneda, y por eso se sigue utilizando este método hoy día, sobre todo para determinados tés. En algunas tiendas de té podemos encontrar “ladrillos de té” decorativos (no aptos para el consumo en la Unión Europea por cuestiones normativas) pero también algunos que podemos ir consumiendo… si conseguimos vencer la pena de estropear su bella decoración.

En China, los bloques de té actuales son tabletas de 1 kg. de té en polvo prensado hidráulicamente. Hoy en día también se encuentran disponibles pequeñas pastillas de siete capas, bolas de té o té prensado en forma de nido o de cuenco.

Los tés Pu-erh se venden frecuentemente prensados; son famosos por sus propiedades medicinales y se cree que son excelentes para la digestión, así como para el tratamiento de la diarrea, la indigestión y los niveles altos de colesterol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *