El legendario origen del té en China

Confucio

Shi Jing o Libro de las Odas de Confucio

Shi Jing o Libro de las Odas de Confucio.
. Fotografía del dominio público. Fuente: Wikipedia.

La literatura sobre el té, tanto la antigua como la moderna, adolece de una acumulación de errores y desafortunadamente mucha gente acepta estos hechos erróneos como verdad absoluta. La referencia confuciana al té es sólo otro ejemplo de uno de estos bulos que se aceptan como verdaderos.

El “Libro de las Odas” o Shih Ching es un libro editado por Confucio alrededor del año 550 a.C. La alusión al té está en la Oda Diez, “Lamento de una esposa repudiada”, en la Tercera Parte de las Odas de Pei, y dice así: “¿Quién te ha dicho que el t’u es amargo? Es tan dulce como el tsi.” T’u es uno de los nombres (fonéticos) originales del té. Sin embargo, la mayoría de los historiadores sobre China (chinos y no chinos) coinciden ahora en que no se trataba de una referencia al té. Hace más de un siglo un estudioso tradujo t’u como “lechuga de las liebres”, una planta del género Sonchus parecida al diente de león pero con hojas serradas, y tsi como “bolsa de pastor”, otra planta silvestre de hojas parecidas pero con bordes lisos. Por tanto la traducción sería algo así como:

“¿Quién te ha dicho que la lechuga de las liebres es amarga?
Es tan dulce como la bolsa de pastor.”

En el Ch’a Ching, el primer libro sobre té reconocido, Lu Yu, su autor, cita esta misma referencia confuciana: “¿Quién dice que el t’u es amargo?”. En otro pasaje de la obra de Lu Yu puede leerse “El chin y el t’u son tan dulces como la melaza.” Lu Yu señala que el carácter t’u de la cita confuciana se refiere a una planta no leñosa ya que en la obra original se usa el radical de “hierba” y no de “árbol””.

También vemos muchas veces impresa una forma corrupta (pero también muy citada) de la frase confuciana: “¿Quién afirma que el ch’a amarguea?” La palabra ch’a, “té”, no se utilizaba antes del año 750 de nuestra era y por tanto dicha cita no es justificable.

Alrededor del año 50 a.C. apareció una referencia escrita y puede ser que esta oscura frase establezca el uso y bebida del té en aquel periodo. Un terrateniente chino, Wang Piu, en su contrato con un sirviente, habla de comprar y hervir t’u de WuTu. Es muy posible que ésta sea una de las primeras referencias al té. WuTu es una montaña ubicada en Sechuán, una provincia conocida por ser el lugar de nacimiento del té y su industria. La inferencia de que allí se cultivaba té en los días de Wang Piu no es por tanto descabellada.

El emperador Sheng Nung, Sanador Divino

Se dice de Shen Nung, conocido como “El Sanador Divino”, que utilizaba una gran variedad de plantas medicinales. En su libro de medicina Pen ts’ao afirma lo siguiente:

“El t’u amargo es llamado ch’a, hsuan y yu. Crece en invierno en los valles, a lo largo de los arroyos, y en las colinas de Ichow (en la provincia de Sechuán), y soporta los inviernos más severos. Se recoge el tercer día del tercer mes (en abril) y después se seca.”

Otra referencia sugiere que la hoja del té es “buena para los tumores o abscesos que aparecen en la cabeza, o para los males de vejiga. Disipa el calor causado por la flema o las inflamaciones del pecho”.

El Pen ts’ao o “Libro médico” de este emperador ha sido esgrimido a lo largo de la historia como prueba de la antigüedad del té. Y para la mayoría de la gente esta prueba puede parecer definitiva. Sin embargo, vamos a desmentir este encantador mito: El Pen ts’ao en realidad no fue escrito en su forma más temprana hasta el principio de la Dinastía Han, del año 25 al 221 de nuestra era, y la referencia al té no fue añadida hasta después del siglo séptimo cuando, como hemos visto antes, se empezó a utilizar la palabra ch’a.

Por tanto, estas dos leyendas, la confuciana y la del emperador Sheng Nung, no son más que eso: leyendas.

Si quieres conocer más leyendas sobre el origen del té, sus nombres y sus variedades, te gustará leer “La perla del dragón y otras leyendas sobre el origen del té”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *